La casualidad y la causalidad se dieron con Sherpa

«A veces causalidad y casualidad coinciden en el tiempo porque en la suerte ya no creo.» Hace casi un año, tras muchas conversaciones alrededor de una mesa como es habitual en esta tierra, nos juntamos dos amigos con ganas de HACER, en mayúsculas pero sin más. Ganas de dar pasos en común, de poner en práctica lo aprendido, de aprender el uno del otro, de complementar y no de excluir. Teníamos una idea y muchas a la vez, había que darle forma, sabíamos el por qué pero ni cómo, ni cuándo. Los …