La casualidad y la causalidad se dieron con Sherpa

“A veces causalidad y casualidad coinciden en el tiempo porque en la suerte ya no creo.”

Hace casi un año, tras muchas conversaciones alrededor de una mesa como es habitual en esta tierra, nos juntamos dos amigos con ganas de HACER, en mayúsculas pero sin más. Ganas de dar pasos en común, de poner en práctica lo aprendido, de aprender el uno del otro, de complementar y no de excluir. Teníamos una idea y muchas a la vez, había que darle forma, sabíamos el por qué pero ni cómo, ni cuándo. Los dos teníamos nuestro trabajo y una amistad que ningún lazo societario podía dejar por el camino porque experiencia de éso ya teníamos.

La casualidad la dio Xabier Uribe-Etxebarria con una llamada y una reunión. Al recibirla pensé: ” A qué quiere montar un Bilbao Web Summit parte II en tres meses?” y si era así, p’a haberlo matao. Pero no, lo primero que me resultó extraño era el lugar de la reunión, un sitio raro que no era Anboto, para asemejarse un poco más a una trama de CSI nada más llegar frotándose las manos, me puso delante un contrato de confidencialidad sobre lo que íbamos a hablar en aquella reunión. Con lo cual y conociendo la hiperactividad de Xabi pensé que de tanto hablar con máquinas se había vuelto un poco loco.Captura de pantalla 2012-09-09 a la(s) 20.11.09 copia

 

Al momento me puso un Android en mis manos, yo iPhonera en ese momento tercer motivo para mirarle con recelo. De ese Android salió un potxolo muñequito al que le preguntaba Xabi el tiempo en Bilbao y él respondía acertadamente que iba a llover (hasta ese momento tampoco me pareció demasiado inteligente ya que éso lo acierta cualquiera). Pero tanto él como yo seguimos haciéndole preguntas y él acertaba a entender y responder casi todo. Sinceramente, me dejó flipada y en ese momento, llegó la propuesta: crear la identidad de aquel muñequito, Sherpa.:no solo era poner vos a una marca sino hacer sentir un producto vivo.

Ese Sherpa galante, educado y ligón, presumido  (tiene un fondo de armario que muchos quisieran) y ambicioso de aprender tiene tras de sí un equipo de solo doce personas, él aprende y ellos aprenden de él. Un modelo que para nosotros es el mejor en emprendizaje y en mejora contínua día a día. El lanzamiento primero en España y después en en países hispanohablantes. Reino Unido y USA han sido retos y ejemplos de superación. Competir con Apple podía ser una bilbainada pero los resultados están ahí.. En nuestro Android.

Y con poco tiempo, muy al estilo de Xabi llego Sherpa Summit. Cuando nos contó los ponentes que traía no hubo ya caras de sorpresa ni ese temor que se genera cuando en un evento llevar a cabo un deseo resulta difícil. Teníamos claro los dos que cada uno de ellos aterrizaría en Bilbao y que John Scully entraría en directo. Para nosotros un evento no es mejor ni peor cuando todo sale bien o mal sino cuando es diferente y Sherpa Summit ha tenido ese valor diferencial. Un evento que nació en un banco de la Alameda Mazarredo observando las caras de sorpresa de los bilbaínos mirando un huevo o las de los días posteriores viendo como los ciudadanos de la Villa se sacaban fotos con los Sherpas que vinieron a ayudarnos. Un evento en el que su estructura y marketing fue plasmada a la perfección por el equipo de Sergofi con Mikeldi y Maribel sin olvidar un detalle y de ello fuimos testigos el 23 de mayo en el Palacio Euskalduna o más bien conocido a partir de ahora como “Sherpa Village”.

IMG_20130523_092439

Sherpa Summit ha sido un éxito, mil personas venidas de diferentes puntos de España hicieron lo que los patrocinadores buscaban, hacer de Bilbao la capital mundial de la tecnología. Y pese a ello, ocurrió algo curioso, Xabi, ya de madrugada en un mensaje nos dio a nosotros la enhorabuena, éso sí te hace sentirte parte del equipo.

Casualidad y causalidad repito, Sherpa ha sido nuestro primer proyecto como equipo pero si pienso que hace dos años, fue la rueda de prensa de Bilbao Web Summit lo que nos reunió tras venirse Luis a vivir aquí, solo nos queda decir con mucha causalidad.. ¡¡¡Gracias Xabi!!!

20130523_221810

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *